Como símbolo del espectáculo y evidencia de la modernidad caraqueña, el Poliedro de Caracas, fue inaugurado el 2 de marzo de 1979. Como icono cultural, el Poliedro ha sido el recinto destinado para las presentaciones de artistas y eventos multitudinarios tanto nacionales como internacionales. Su grandiosa magnificencia arquitectónica es uno de los ejemplos más sofisticados de nuestra arquitectura, adicionándole además ese carácter de impulso económico que ha valido mucho para el desarrollo cultural del país.

César Urbano Taylor




Fundado durante el período presidencial de Rafael Caldera, originalmente estaba pensada su construcción en el centro de Caracas, cerca del Coliseo en Nuevo Circo, sin embargo el proyecto fue traslado luego a la Rinconada.

El arquitecto destinado a construir el gran “Domo Geodésio” fue Jimmy Alcock en colaboración con sus colegas Héctos Hermidas y Roberto Andrade. La altura de la cúpula alcanza un diámetro de 145 metros y 38 metros sobre el nivel de pista; la idea nace de las creaciones del ingeniero estadounidense Richard Buckminster Fuller, creador de estructuras similares en el mundo. Una vez logrado este colosal proyecto, su funcionamiento se centró en los eventos de toda índole cultura.

Su uso ha trascendido, pues es el espacio donde actividades deportivas de gran envergadura han tenido protagonismo o el certamen de belleza preferido por todos los venezolanos “El Miss Venezuela”. Pese a todo el protagonismo que ha tenido, su deterioro y daños estructurales le valieron de un proyecto de remodelación en el 2013, luego de tener 39 años de continua actividad. Se logró remodelar y actualizar los sistemas de iluminación, mejorar los mecanismos de seguridad y los puntos de control para el acceso del público, además de las reparaciones estructurales y mejora de imagen.
César Urbano Taylor

Para la cultura caraqueña, el Poliedro representa una de las estructuras arquitectónicas más importantes, pues su utilidad ha servido de entretenimiento e impulso económico para el crecimiento artístico y musical de Venezuela. Recordar su origen y la representabilidad moderna de nuestros días, le dan el valor que merece para este apartado.

Por César Urbano Taylor

Ver fuente

Artículos relacionados